Los pasajeros de un avión impiden la deportación de una persona a Camerún

expulsion

“Seis personas han causado una rebelión a bordo” del avión, dijo el Director General de la Oficina de Extranjeros, Freddy Roosemont, citado por la agencia de noticias Belga.

Según él, los dos policías que acompañaron al refugiado camerunés que iba a ser expulsado, tuvieron que “expulsar a estas personas, pasajeros ordinarios del avión, para restablecer la calma.”

La Policía Federal confirmó los hechos al afirmar que el vuelo retrasó su salida, según Belga. Según su portavoz, Peter De Waele, el refugiado, acompañado por dos agentes de paisano, se situó en la parte trasera del avión. “Cuando todo el mundo estaba a bordo, el camerunés comenzó a gritar y se produjo una revuelta a bordo. Tres franceses, dos alemanes y un camerunés fueron obligados a abandonar el avión con el refugiado. Se ha abierto un proceso contra ellos por rebelión y difamación “, dijo el portavoz de la policía.

El Director General de la Oficina de Inmigración informó de que un nuevo intento de expulsar a este refugiado se llevará a cabo esta semana “una vez que haya un nuevo vuelo a Douala (la capital económica de Camerún) y que la escolta (policía) esté disponible “.

Leer más (francés)

El CIE de Madrid ignora algunas de las peticiones de asilo de extranjeros encerrados

Cuando se echa la llave, tras la cerradura del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche en Madrid quedan también personas que han huido de la guerra, la violencia y la persecución en sus países. El Derecho Internacional les garantiza la opción de solicitar asilo en otro país, pero el Estado español, con frecuencia, se la quita.

La historia de Mamadou y Laura, una expulsión con final feliz

Mamadou y Laura se conocieron hace diez años, cuando él vendía cedés en la calle y ella acababa de empezar a trabajar como abogada en Zaragoza. En esta década, Mamadou Sall -senegalés, músico- y Laura Sorribes -abogada de Extranjería- se han hecho muy amigos y ella ha peleado mucho para conseguir regularizar su situación. El último capítulo de su historia lo escribieron hace unos días, cuando Laura salvó a Mamadou in extremis de ser repatriado desde el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Madrid.

Leer más

Juanga fue finalmente víctima de una “deportación exprés”

avion_iberia

En la noche del martes, Juan Gabriel, ciudadano de origen mexicano que residía en el Estado español desde el año 2007 y que tenía un precontrato de trabajo, fue detenido tras saltarse un semáforo en rojo en bicicleta por dos policías municipales, que tras comprobar que se encontraba en situación administrativa irregular procedieron a su traslado a la Brigada Policial de Extranjería, situada en Aluche, dónde permaneció hasta la mañana del viernes, cuando fue conducido al aeropuerto de Barajas para ser deportado.

Varios medios se hacían eco de la “deportación exprés” de Juanga:

Un año después de la deportación: “Estoy perdido, mi vida sigue en España”

Pape-Sheila-Dakar-Senegal-Imagen_EDIIMA20160127_0700_18

  • El Ejecutivo deportó a Pape hace un año ignorando su fuerte arraigo en España
  • Llegó a Galicia a los 14 años, ahora espera que el Gobierno de España valide su matrimonio y le permita regresar
  • “La gente me escucha hablar y piensa que soy extranjero. Tardé meses en volver a hablar mi idioma con fluidez…”, dice desde Dakar

En sus palabras no se aprecia rastro de su país de origen. Su acento gallego no ha desaparecido ni un ápice. “Soy galego total”, decía a eldiario.es hace un año, pocas semanas después de su deportación a Senegal. Lo sigue siendo, pero a más de 3.000 kilómetros de distancia y con la prohibición de volver en unos años. Pape llegó a España a los 14 años y fue expulsado de forma forzosa a los 25 tras perder su residencia legal por su situación de desempleo. “No me acostumbro. No me siento de aquí, estoy como perdido”, dice el joven desde Dakar.

Leer más

Aterrizan en Quito 40 ecuatorianos deportados por el Gobierno español

Uno de los macrovuelos de deportación desde España o ‘vuelos de la vergüenza’, como los llaman los activistas de derechos humanos, aterrizó este jueves en Quito. Trajo al menos a cuarenta ecuatorianos que fueron expulsados de España. El vuelo chárter pertenecía a la empresa Air Europa, compañía que no tiene vuelos habituales hacia Ecuador, pero que mantiene un acuerdo con el Ministerio de Interior para el traslado aéreo de extranjeros sin papeles y de los funcionarios policiales encargados de su custodia.

1397262111_661416_1397263466_noticia_normal

Leer más